viernes, 25 de septiembre de 2015

Limpieza cutánea con agua micelar.

Las aguas micelares han revolucionado en estos últimos años la forma de limpiar y desmaquillar el rostro. Son suspensiones acuosas de "mícelas" , unas partículas con una parte hidrófila que atrae el agua y una lipófila que atrae la grasa y por su estructura consiguen captar la suciedad sin dañar la piel.