martes, 5 de noviembre de 2013

Sudoración excesiva; causas y soluciones

La sudoración, también denominada transpiración, es una función esencial que ayuda al cuerpo a permanecer fresco que en algunos casos se transforma en un problema debido a un exceso de sudor o a malos olores.
El sudor se presenta comúnmente debajo de los brazos, en los pies y en las palmas de las manos.
Dado que la sudoración es la forma natural del cuerpo de regular la temperatura, sudamos más cuando hace calor, cuando hacemos ejercicio o en respuesta a situaciones que nos ponen nerviosos, furiosos, avergonzados o temerosos.
La sudoración excesiva también puede ser un síntoma de menopausia.
Entre las causas de excesiva transpiración hay:
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Situaciones emocionales o estresantes (ansiedad)
  • Ejercicio
  • Fiebre e infecciones
  • Hipoglucemia (bajo azúcar en la sangre)
  • Medicamentos
  • Comidas condimentadas (conocido como "sudoración gustativa")
  • Temperaturas cálidas
Para controlar la sudoración y los malos olores derivantes se aconseja una higiene diaria constante, extremar la higiene después de haber hecho deporte o después de una situación estresante y utilizar productos adecuados para evitar la fermentación producida por las bacterias de las glándula sudoríparas. Los antitranspirantes se encuentran en forma de cremas, roll-on, barras y son una válida ayuda para controlar la sudoración excesiva. Algunos son activos durante varios días, cuanto mayor sea el problema de transpiración más potente debe de ser el antitranspirante.Se aconseja que preguntéis en vuestra parafarmacia cual es el antitranspirante que más se adapta a vuestras necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario