lunes, 8 de octubre de 2012

Dermatitis atópica y Aderma

La dermatitis atópica es un problema cutáneo crónico que provoca erupciones pruriginosas y descamación de la piel.
Esta afección puede aparecer en edades muy tempranas a partir de los 2 meses de vida.
En algunos casos la dermatitis desaparece en la edad adulta.
Se ha observado que la atopia puede asociarse a falta de algunas vitaminas, asma y alergias. Sin embargo la dermatitis atópica no es una alergia.

El brote de dermatitis cursa con cambios típicos en la piel que van desde formación de ampollas a extrema sequedad de la piel, enrojecimiento e inflamación, cambios en el color de la piel, formación de áreas de piel gruesa debida a irritación prolongada o al rascado de la zona.
Hay factores que empeoran la dermatitis como las alergias al polen, moho, ácaros, animales, resfriados, materiales irritantes, la lana y la lanolina, tener la piel poco hidratada, emociones y estrés, baños o duchas frecuentes (sobre todo en agua clorada), cambios de temperatura, fragrancias, tintes, jabones para la piel agresivos, productos cosméticos no indicados.
Para prevenir y sobre todo durante el eccema es necesario extremar los cuidados de la piel usando productos pensados para pieles atópicas que no sean agresivos y no contengan ingredientes irritantes.

Una de las líneas que personalmente más nos gustan para cuidar una piel atópica es Aderma.
Aderma es una línea que ofrece una amplia gama de cuidados con productos adaptados para higiene, hidratación y protección de la piel atópica. Gracias a la Avena Rhealba los productos de Aderma tienen propiedades calmantes e antirritantes para calmar cualquier picor o eritema de la piel, además de tratar con principios activos antisépticos, antibacterianos, secantes o cicatrizantes. Además su fórmula incluye la filaxerina, un principio que reestructura la barrera cutánea.

Lo primero que hay que cuidar en una dermatitis es la limpieza con productos no agresivo e irritantes.
El Aceite de ducha de Aderma es un producto de higiene indicado para pieles atópicas y también para pieles muy secas de bebé, niño y adulto. Tiene una consistencia sedosa y emoliente y no lleva jabón.

El gel de baño y ducha Dermopan tiene una consistencia cremosa, es adecuado para todo el mundo desde bebés y es un syndet, eso quiere decir que no tiene tensioactivos agresivos para la piel.
La segunda etapa después de la limpieza es la hidratación, hay que recordar que las pieles atópicas deben de estar permanentemente muy hidratadas.
 
Aderma Exomega Crema emoliente es una poderosa hidratante para cara y cuerpo. Tiene una consistencia cremosa y aporta hidratación, calma, es emoliente y ayuda a la remisión de las zonas irritadas. Se puede utilizar en bebés.
Aderma Exomega Leche tiene una textura ligera, muy adecuada para primavera, verano, para personas con mucho vello corporal o que sudan mucho y en general para todos los que prefieran una absorción más rápida. Es adecuado para una sequedad moderada de la piel.

Aderma Exomega Balsamo tiene una consistencia más rica, es adecuado para el clima invernal, para una necesidad extra de emoliente, para hidratar zonas muy secas y duras, durante un brote en las zonas más irritadas.

Uno de los productos más interesantes de la línea Aderma es quizás la
Crema Barrera. Es una crema que forma un film protector frente al agua del mar o de la piscina aislando la piel y protegiéndola de la irritaciones y de la sequedad reaccional. Se utiliza en pieles atópicas pero también en pieles que están mus expuestas a la agua clorada como los nadadores y en general la gente que hace actividad física en piscinas. Se puede utilizar en cara y cuerpo también en niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario