miércoles, 4 de julio de 2012

Celulitis: ¿Porqué aparece? y ¿Cómo se puede controlar?

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo que se traduce en una mala eliminación de productos de desecho y su acumulo en determinadas zonas del cuerpo en forma de nódulos adiposos de grasa y toxinas. Otras formas de denominar la celulitis son lipodistrofia, piel de naranja, dermopaniculitis etc. Es un tipo de alteración presente entre el 85 y el 98% de la población femenina a partir de la pubertad, con mayor o menor incidencias según las etnias. Hay dos componentes fundamentales en la génesis de la celulitis: uno es hormonal, por esta razón la celulitis es casi inexistente entre los hombres, y el otro circulatorio. Los dos están intrínsecamente relacionados. Debido entonces a factores genéticos, hormonales y circulatorios, los mecanismos de desecho de las grasas y de eliminación de las toxinas fallan y empieza la formación de la celulitis. En una primera fase hay una dilatación de los vasos con formación de pequeños edemas que dan sensación de cansancio y piernas pesadas, luego empieza a salir suero de los capilares, es la fase exudativa, aparece la piel de naranja presionando, hay entumecimiento y la zona está dolorida, pueden aparecer estrías y varices. Después aparece una degeneración del colágeno y el líquido retenido se vuelve viscoso y lleno de triglicéridos, se forman micro-nódulos, y en la última fase se forma una red con macro-nódulos.
Referente a su aspecto y tacto podemos diferenciar celulitis blanda, celulitis dura y celulitis esclerótica (piel de naranja).

La celulitis no es maligna pero es progresiva, el tejido graso aumenta de tamaño y espesor y el panículo se expande cada vez más.
Para limitar su crecimiento y mejorar su aspecto hay antes de todo que cuidar la alimentación, evitar excesos de grasas y limitar los carbohidratos, sobre todo los azúcares refinados. En la parafarmacia pueden aconsejar una dieta pobre de grasa y carbohidratos.
El ejercicio físico es muy importante para mejorar la circulación, eliminar la grasa y reafirmar las zonas afectadas.
Además de controlar la dieta y hacer ejercicio se puede mejorar el aspecto de la piel de naranja usando de forma constante productos cosméticos anticelulíticos. Son tratamientos que suelen llevar un componente lipolítico como la cafeína y otros que ayudan a mejorar la circulación y a dejar la piel tersa y suave. Los anticelulíticos se deben usar con constancia y durante todo el año para tener resultados apreciables.
Hoy en día el tratamiento estrella para la celulitis sin pasar por quirófano es la cavitación. La cavitación es un tratamiento estético que a través de la aplicación de ultrasonidos provoca la salida de la grasa de los adipocitos donde está almacenada. Es un método en auge porque tiene muchas ventajas: es efectivo a un plazo relativamente corto, es indoloro y tiene un precio razonable. Permite reducir la acumulación de celulitis de forma personalizada y eficaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario