jueves, 28 de junio de 2012

Protección solar para pieles mixtas, grasas y con acné

La elección de un producto de protección solar adecuado depende de muchos factores que hemos explicado en el artículo anterior y también se basa en el tipo de piel de la persona que lo utiliza. La piel grasa o con acné son factores a tener en cuenta en el momento de elegir el producto a utilizar. Hoy en día en las parafarmacias hay productos dirigidos específicamente a un tipo de piel con tendencia a grasa o acnéica. La piel grasa se caracteriza por una mayor producción de las glándulas sebáceas, suele presentar brillos, poros abiertos, de vez en cuando aparecen granitos. La piel puede ser grasa solo en algunas zonas y seca en otras, en este caso se habla de piel mixta.
En caso de piel grasa o mixta se aconseja utilizar productos solares con texturas ligeras que no ocluyan los poros. Hay que tener en cuenta que en verano se suda más y un producto que cubra el poro puede causar en una piel mixta o grasa aparición de granos. Cuando nos dirijamos a la parafarmacia hay que buscar productos solares en forma de emulsión ligera, fluidos o que pongan en su envase para piel mixta o para piel grasa. No es necesario que sean productos oil-free sino que tengan una formulación ligera, baja en grasa y sobre todo no oclusiva, además en caso de piel mixta habiendo zonas secas se necesita un producto algo hidratante para no notar tirantez en la piel.
Productos solares para pieles grasas y con acné en parafarmacia

El caso de una piel acnéica es bastante más complejo. El acné es una enfermedad inflamatoria causada por una infección bacteriana. Se presenta como una secreción excesiva de glándulas sebáceas que, combinada con células muertas de la piel, bloquea el folículo piloso y tapona el poro. Las secreciones de grasa se quedan atrapadas y se desarrolla una infección del poro que genera pus y que hace que el acné se multiplique. Las zonas afectadas suelen ser cara, espalda, hombros y brazos. El acné es común en la pubertad y se relaciona con varias hormonas que aumentan la secreción sebácea. En adultos es más frecuente padecer rosácea que tiene aspecto parecido.
Durante un tiempo se ha creído que se podía conseguir una mejora a corto plazo mediante la luz solar. Sin embargo, hay estudios que demuestran que la luz solar empeora el acné a largo plazo, presuntamente debido al daño que produce la luz ultravioleta. Por esta razón es necesario proteger una piel acnéica o con rosácea con una protección alta (50) y también es oportuno usar una protección alta para evitar la aparición de manchas y cicatrices.
Los productos solares indicados para el acné son específicos, suelen llevar indicación para pieles acnéicas o suelen poner "oil-free", "libre de grasa", "no graso". Es importante también que el producto sea no comedogénico, que no obstruya los poros provocando la aparición de comedones. Importante es también la limpieza después de haber estado al sol para quitar el exceso de grasa debido a la sudoración. En parafarmacia las personas con piel acnéica o con  rosácea deben buscar productos solares con claras indicaciones para el acné y un producto de limpieza específico para usar después de haber ido a la playa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario